:)

Disfruta el momento y nunca te arrepientas de lo que hiciste o de lo que no llegaste a hacer.



domingo, 26 de junio de 2011

26 de junio de 2010



Parece mentira que ya hace un año de esa gran aventura que vivimos.
wheelock '10 el mejor verano.

sábado, 19 de marzo de 2011


¿Quién no se acuerda de su primer beso? ¿Quién no se acuerda de su último beso? ¿Quién no recuerda esos besos que dio en el camino?
Esos besos raros, besos con historia, besos que tardan en llegar o besos que no llegan nunca. Para mí los imposibles de olvidar, además de los de Mar, son los besos inesperados.
Los besos transforman todo, son como una barrera, un muro que cruzas sin saber que te vas a encontrar del otro lado. Se te acelera el pulso como si el beso fuera la represa que se abre para dejar que un rio de sensaciones te recorra. Los besos no se dan con la boca, los besos se dan con todo el cuerpo. Los besos se dan con la memoria.
Los besos son puentes que unen territorios imposibles, son la prueba que nuestra alma necesita. ¿Técnicamente que es un beso? ¿Dos bocas que se juntan? ¿Respirar el mismo aire? ¿Eso es un beso?
Hay besos que no deseas, o no esperas, pero que llegan y no te sorprenden. Lo que te sorprende tal vez es que no sabes cómo ni por qué, pero te empieza a gustar. Eso sí que es inesperado.

jueves, 17 de febrero de 2011




    Y si nos dejamos de preocupar por tonterías y disfrutamos al máximo de nuestros amigos?

    sábado, 12 de febrero de 2011

    sábado, 29 de enero de 2011

    Esto me lo escribió una personita muy especial para mi, fue por mi cumpleaños del año pasado y pf me conoce mas qe yo a mi misma! jaja es de lo mejor qe se puede tener, ana de reygosa (eldondelalocura.blogspot.com)
    tequiero,mil gracias


    -He aquí mi mitad; se le da genial improvisar, es cariñosa, nada rencorosa, astuta, cabezota, más buena que un cachito de pan. Nunca se deja arrastrar por nada ni por nadie, aunque digan lo contrario, yo sé que no. Es un bebé que a veces mete la pata hasta el fondo y me da donde más me pica, pero con esos mofletitos, a ver quién aguanta sin hablarle. Es la bobita pocas luces a la que todos hemos tomado el pelo alguna vez, pero que ahora es mas hábil que ninguno. Es una acaparadora, todavía no he conseguido que me deje un trocito de vida en paz. Adora comer casi tanto como yo. Le va eso de hacerse la pavita inocente, pero llevamos mucho tiempo juntas y a mí no me la juega, pero a más de uno se habrá camelado con su carita de no haber roto un plato en su vida (y rotos lleva unos cuantos). No tiene problemas en expresar sus sentimientos, es una chica muy enamoradiza y le encantan las películas de amor. Es bastante insegura, suele dudar de todo. Las dos somos muy sensibles, todo nos hace daño y en sufrir nadie nos gana, aunque parezcamos las más fuertes. Es una rubita o castaña, si preferís llamarlo así, de sonrisa diabólica y maniática de las morsas (risas). Me soporta seis horas diarias cinco días a la semana, bueno mentira, porque juntando todos los días que entrenamos, los fin de semanas y el verano que lo pasamos juntas sale casi un año. Es tan tierna, y tiene esa pielecita suave, suave que cuando sonríe se le encoge la nariz y se le forman las arruguitas más monas a cada lado de la boca. Tiene los mofletes colorados y le encantan los zumitos de melón. He deseado estamparla contra la pared, y sé que ella también ha deseado estamparme a mí. Nos aguantamos todo. En realidad no tenemos tanto en común como pensamos, roza mi polo opuesto, pero supongo que será por eso por lo que me complementa. Es de las pocas personas con las que hablo de todo todito, sin excepción. Me ha aguantado todo y me lo va a seguir aguantando hasta el último dÍa de nuestras vidas, porque sabe que no nos vamos a separar. En ocasiones se pone muy impertinente y cuando se enfada es muy fea, como un ogro o algo parecido. Detesta la mentira tanto como yo. Sabe escuchar a las personas y hacer que se sientan comprendidas. No le cuesta pedir perdón y perdona enseguida. Tenemos el récord en sufrir y si estamos juntas llorar por lo asquerosa que es la vida. Pero ¡basta! como ella bien sabe, toca disfrutar el momento. Odia las injusticias, casi todo le parece injusto. Es muy cotilla. No cambio por nada los abracitos que me da cuando llego a clase. Cuando se altera es la persona más loca que puedes conocer. Se ríe por cualquier tontería, todo le hace gracia, es más, estoy segura que ahora se está riendo. Sé que puedo contar con ella para todo, cuando ve que me desvío siempre me frena e intenta ponerme los pies en la tierra, sabe muy bien lo débil que soy. Estas últimas semanas me ha demostrado que mataría a una persona si me hace daño, gracias. Algún día queremos encontrar la respuesta a si es ella demasiado blandita o soy yo demasiado retorcida. Me encanta su tono sarcástico y su manera de alargar las vocales al pronunciar palabras como un en seeeeeeriioo, o sino su típica risa. A veces puede resultar la más insoportable y borde del mundo, pero eso no quita que yo, Ana de Reygosa, reconozca que… ¡adoro a esta mujer!

    Estrenamos sonrisa.)